domingo, 28 de noviembre de 2010

El Baremo del Consejo Federal de Gobierno y el presupuesto de la Ciudad para el 2011.

He tenido la oportunidad de revisar los distintos elementos que integran el Baremo Técnico Político del Fondo de Compensación Interterritorial del Consejo Federal de Gobierno, que según se desprende de los medios de comunicación fue parte de la agenda de la Plenaria que se realizó entre el 15 y 16 de noviembre de 2010 y que impuso el 30 de noviembre la fecha tope para la entrega de los proyectos por parte de gobernaciones y alcaldías.

El aspecto técnico en el Baremo tendría –según borrador- un total 35 puntos y los elementos que considerarían serían:

1.- Viabilidad Técnica Financiera

2.- Etapas del Desarrollo del Proyecto

3.- Desarrollo Endógeno Sustentable y Sostenible.

El aspecto político, tendría una valoración de 65 puntos y los elementos que allí se evaluarían son:

1.-Integración y Relación de los Planes de Desarrollo y Distritos Motores.

2.-Equilibrio Territorial.

3.-Redes y Cadenas Productivas.

4.-Enfoque de Género.

5.-Poder Popular

6.-Modelo de Gestión

¿Cuál será impacto real de este baremo en el presupuesto de inversión para el año 2011?, esta nueva política de distribución de recursos que sustituye a la fórmula aplicada en los años anteriores en base al FIDES y la LAEE, ¿cómo lesiona la autonomía municipal y a la descentralización en consecuencia?.

Este tema, unido a la propuesta de las Comunas y a las elecciones pospuestas de concejales y juntas parroquiales, son 3 elementos que bajo cualquier óptica exige y demanda que representantes políticos del Poder Público Municipal, en su condición de responsables del presupuesto del 2011 y como garantes morales de la buena gestión de los destinos de nuestra ciudad, puedan explicar y hacer entender al ciudadano cómo todo esto impactará en el buen desarrollo de nuestro espacio geográfico llamado ciudad; frente a una elección en el 2012,, la falta de información y comunicación sobre este tema en la actualidad, impactaría muy negativamente en la gestión local cuando haya que evaluarla para una posible reelección de algún candidato para concejal, alcalde o junta parroquial.

Los Cabildos Abiertos y los Consejos Locales de Planificación Pública son dos espacios políticos que están previstos en la Constitución y que pueden ser activados por los representantes locales para que en el marco de ese espacio legítimo y constitucional, no sólo informen sobre el impacto de la aplicación de la nueva metodología en el presupuesto de la ciudad, sino que también, desde allí logren con el encuentro ciudadano-poderes constituidos, y de manera institucional articular esfuerzos para elevar una voz de alerta ante el impacto de la nueva metodología y una voz de demanda por el respeto a la descentralización, que pasa por la defensa de la autonomía municipal.

Los Cabildos Abiertos están previsto como mecanismo de participación y pueden ser convocados bien por el propio Concejo Municipal, por el alcalde, por la Junta Parroquial o por los vecinos, aún entendiendo que no hay necesariamente armonía entre poder legislativo local y el poder ejecutivo local, es esencial que ambas instancias del Poder Público Municipal, entiendan que por encima de sus diferencias, está la responsabilidad de ambos Poderes Públicos en la construcción y aprobación del presupuesto de la ciudad para el 2011.

Los Alcaldes y Concejales pueden en cumplimiento a su responsabilidad de promover la participación ciudadana, y como consecuencia en una demostración de voluntad política, convocar a una Cabildo Abierto para que como una modalidad de rendir cuentas expliquen las dificultades que el presupuesto 2011 va a tener para la inversión en nuestra ciudad, sus barrios, urbanizaciones y comunidades en general, como consecuencia de la nueva metodología.

Por otro lado si es imposible esa convocatoria, entonces el Consejo Local de Planificación se presenta como una instancia ideal, porque allí de hecho y legalmente se encuentran voceros de la ciudadanía, concejales, alcaldes y un representante de la Junta Parroquial, no requiere esa instancia más que sesionar, y por ello se convierte en el espacio más expedito para abrir sus puertas al ciudadano e informar sobre el tema presupuestario y del plan de desarrollo, además para entonces desde allí iniciar una acción conjunta.

¿Para qué sirven las instituciones y el derecho a la participación ciudadana, si como herramientas para la ciudadanía no somos capaces de hacer uso de ellas en beneficio de la colectividad, de la descentralización y de la democracia? .

Carlos R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario