martes, 8 de febrero de 2011

¿Qué queda del Municipio?

¿Qué queda del Municipio?, los avances que muchos vimos en la Ley Orgánica del Poder Público Municipal del año 2005 han quedado atrás y luego de 3 reformas a esa ley, llegamos a un punto en el que se hace evidente el debilitamiento de este Poder Público, el cual se evidencia con la metodología de transferencia de recursos a través del Consejo Federal de Gobierno y con la situación que viven en la actualidad las Juntas Parroquiales y los Consejos Locales de Planificación.

Cuando analizamos el tema de Juntas Parroquiales y Consejos Locales de Planificación Pública, nos encontramos con la posibilidad de hacer varias similitudes sobre lo que sucede en esos espacios de participación política, a saber:

1.- Son espacios políticos del ámbito territorial municipal, que si bien promueven la participación ciudadana en distintas áreas, no han sido ampliamente reconocidos por los ciudadanos, quienes ignoran su existencia o simplemente desconocen la misión que persiguen en el municipio.

2.- Ambos espacios políticos, coinciden en tener como antecedente la débil voluntad política para poder operar en el marco de sus funciones. En relación a las Juntas Parroquiales basta revisar que hay ciudades que ni siquiera las crearon y donde fueron creadas, prácticamente ninguna pudo desarrollarse a través de la descentralización y menos como entidad local para la desconcentración del gobierno municipal. Y en el caso del CLPP, recordemos lo difícil que fue en la mayoría de los casos que este espacio de planificación fuera activado por los alcaldes y concejales, salvo algunas excepciones.

3.- Hoy las Juntas Parroquiales y los Consejos Locales de Planificación Pública (CLPP) no pueden operar o sesionar, porque en ambos casos sus integrantes fueron sustituidos por otros, sin haber sido reemplazados.

4.- El recientemente creado Poder Popular ha aprovechado estas reformas de diciembre 2010 para lograr convertir estos dos espacios de participación política en instancias promotoras de un nuevo diseño de Estado y de enlaces entre el Poder Popular y el Poder Público Municipal.

5.- Tanto el CLPP como la Junta Parroquial sólo podrán activarse, tan pronto los consejos comunales promuevan esas elecciones, y en el caso particular del CLPP, adicionalmente requiere activar las Comunas.

6.- Están pendientes para el debate ciudadano la reforma a las ordenanzas sobre Junta Parroquial y CLPP respectivamente, a través de las cuales se formalizará aún más el diseño del Estado Comunal.

Los Alcaldes y Concejales han quedado arrinconados, porque dos instancias del poder público municipal han quedado desmanteladas por acción del poder legislativo nacional, en detrimento de la autonomía municipal y cumplir con la obligación de activar a la Junta Parroquial y a los Consejos Locales de Planificación Pública, lleva implícito el impulso del Estado Comunal.

¿Qué queda del Municipio?, ¿Qué queda de la ciudad que se organiza en Municipio?, ¿Será esto una demostración del fracaso del modelo de municipio que nos dimos en el año 2005?. ¿Nuestros dirigentes entendieron y nosotros ciudadanos comprendimos ese modelo o por el contrario nos quedamos con el modelo de un gobierno municipal integrado por una instancia colectiva y con un Alcalde que además respondía como Presidente del Concejo Municipal?. ¿Hacia dónde vamos?.

Carlos R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario