viernes, 3 de junio de 2011

Comunas vs Municipio y la necesidad de un Frente de Municipalistas.

Se aplaude la iniciativa que han tomado concejales no oficialistas en el estado Anzoátegui de constituir el Frente de Municipalistas, que según reporta el Diario El Tiempo de Puerto La Cruz con fecha 31 de mayo de 2011 , es una iniciativa promovida con la Mesa de la Unidad Democrática y a través de la cual se construirá una agenda política de cara a las elecciones del próximo año.(1)

La nota de prensa destaca que desde el Frente se abordarán temas locales, referidos a las juntas parroquiales comunales, consejo local de planificación de políticas públicas (Clpp), consejos comunales, legislación municipal, iniciativas legislativas, referendo consultivo, control de gestión y asambleas ciudadanas.

Para Veruska Padrón, coordinadora regional de la Mesa de la Unidad, según la nota de prensa que se comenta, el Frente contribuirá a “organizar equipos municipales que trabajen en bloque con la sociedad civil para diseñar una agenda legislativa que les permita resolver problemas comunes.”

La conformación de este Frente además de importante es necesaria, y la misma debería trascender los límites geográficos de Anzoátegui, su orientación hacia una agenda meramente legislativa, así como también, su misión debe ir mucho más allá de la actividad electoral; el Frente de Municipalistas, será una extraordinaria iniciativa si logra reunir a un grupo de ciudadanos que a lo largo del país puedan en equipo alzar su voz en demanda porque el CNE convoque oportunamente a las elecciones que relegitimaría el poder público municipal.

Además ese Frente de Municpialistas extendido por todo el país, sería de gran contribución en la tarea de reconstruir la conciencia municipalista de nuestros vecinos, a través de la cual se pueda alcanzar una visión compartida sobre el municipio que necesitamos, resultando como consecuencia de ello la definición del perfil que se busca en los postulados a los cargos de elección popular del Poder Público Municipal para las próximas elecciones.

Defender el Municipio es defender la constitucionalidad y las instituciones democráticas, es recuperar la visión de un proceso de descentralización que tenga como base a los Municipios del país; significa además, trabajar porque recuperemos el sentido de pertenencia al Municipio que nos organiza como ciudad.

Hay extraordinarias experiencias que nos demuestran cómo un Municipio puede convertirse en un aliado del ciudadano para lograr mejorar la calidad de vida y crear condiciones adecuadas a una convivencia ciudadana armónica y pacífica. Sin embargo, no podemos desconocer que hay fallas, que hay debilidades en su funcionamiento, pero la mayoría de ellas derivan de la propia dinámica política que va imponiendo figuras y transformando progresivamente la estructura del Estado desde el ámbito político territorial municipal.

Es oportuno que los ciudadanos no abandonemos el debate que el tema Municipal debe suscitar frente a la imposición de un Poder Popular que tiene como base a las Comunas, es esencial que entendamos que como sociedad ya hemos pasado por asumir el “borrón y cuenta nueva” para resolver los problemas y aquí seguimos, a 200 años de la primera Constitución con una sociedad enferma y en crisis, y sin resolver el modelo de sociedad en la que queremos desarrollarnos.

Recordemos a Mario Briceño Iragorry que en su Mensajes Sin Destino, nos advertía que nosotros siempre “intentamos destruir de raíz el estilo de vida de la comunidad, cada vez que el azar nos permite influir en el destino social o cultural de nuestro pueblo. Sin mirar los balances favorables y los signos positivos de las épocas anteriores, buscamos hacer la tabla rasa para empezar una nueva construcción. Por ello, de cambio en cambio, de modificación en modificación, de sistema en sistema, de ensayo en ensayo, hemos llegado, en el afán de borrar e pasado, hasta frustar nuestra genuina fisonomía nacional.” (2)

Los ciudadanos debemos intentar romper paradigmas, y evitar caer en el borrón y cuenta nueva, representado por la comuna, pues mucho se pierde y poco se gana.

Carlos Romero Mendoza.

Referencias:

(2)       Briceño Iragorry, Mario. Mensaje sin destino. Monte Avila Editores Latinoamericana. Pag. 47. 2004.

No hay comentarios:

Publicar un comentario