viernes, 23 de marzo de 2012

Consejos de Vecinos herramienta para participar en la gestión local. Los Angeles, California.

Recientemente en la Casa de las Américas en Madrid representantes del Gobierno de México responsables del tema de participación ciudadana se reunían con instituciones académicas y políticas de España a los fines de desarrollar una jornada de trabajo sobre participación ciudadana, a los fines de fortalecer las políticas que en esta materia ha venido impulsando el gobierno de México (1) .

La participación ciudadana no tiene idioma y es un tema que en todas las culturas tienen su expresión como herramienta para el fortalecimiento de la democracia y de la ciudadanía, en esta oportunidad quiero compartir la experiencia que he conocido en Los Angeles, California (USA), donde los ciudadanos han buscado espacios través de la organización comunitaria a los fines de garantizar una mayor participación ciudadana en la gestión pública local, que les permita influir legal e institucionalmente en las decisiones que tome el gobierno municipal e impulsar iniciativas a los fines de mejorar la calidad de vida en las comunidades respectivas.

La figura que han elegido en los Angeles desde el año 1999 a los fines señalados en el artículo anterior se llaman: Concejos Vecinales, y como sucede en otras formas de organización comunitaria, su finalidad es buscar mecanismos de comunicación bidireccional con las autoridades locales a los fines de que el gobierno pueda satisfacer con mayor efectividad la necesidades de la comunidad.

Estos Concejos Vecinales además de tener la legitimidad para dar recomendaciones a los funcionarios locales y sobre el presupuesto de la ciudad, tienen como responsabilidad realizar actividades a los fines de fortalecer los lazos de interrelación entre los integrantes de la misma comunidad, a tal fin reciben un apoyo económico del gobierno local con su respectivo mecanismo de control.

Los Concejos Vecinales, según informa una guía general para su creación, requiere cumplir con las siguientes tareas a los fines de recibir una acreditación que valide su existencia:

1.- Identificar sus límites geográficos en una extensión mínima que ocupe 20.000 ciudadanos, definición geográfica que debe estar debidamente justificada.

2.-Identificación de los miembros de la comunidad y los esfuerzos publicitarios para atraerlos al proceso de creación del concejo, las autoridades de este Concejo son elegidos en Asamblea, pero ello es importante la identificación de los integrantes a los fines del quórum.

3.-Creación del Estatuto del Concejo Vecinal que defina su estructura, su misión y las normas que regularán su funcionamiento.

4.-Definición de las normas que se aplicarán en el manejo de los recursos financieros que podrían manejar los Concejos Vecinales. A tal fin el Municipio facilita un manual de manejo de recursos que orienta a los integrantes en la transparencia financiera del Concejo, tema que como en otras partes del mundo resulta uno de los grandes retos en la organización comunitaria.

5.- Definición de los mecanismos para la solución de los problemas o conflictos de intereses que ocurran en el Concejo Vecinal.

6.- Por último, la guía destaca que entre los requisitos el Concejo Vecinal requiere definir cómo se evaluarán los logros y se medirán las actividades del Concejo Vecinal.

La validez o legalidad para actuar como Concejo Vecinal, está condicionado a la acreditación que debe hacer una Comisión previa revisión de recaudos, tal comisión está integrada por 7 ciudadanos que han sido previamente propuestos por el Alcalde de la ciudad y ratificados a través del voto del Concejo Municipal, el proceso de acreditación puede llevar desde meses hasta un tope de 5 años, en la actualidad se registran en Los Angeles un total de 95 Concejos de Vecinos.

A los fines de garantizar que la participación sea efectiva, y como respuesta para apoyar este esfuerzo de encuentro entre gobierno y ciudadanos, el municipio de Los Angeles ha creado en su estructura interna un departamento llamado Empoderamiento de Vecinos que opera como la instancia administrativa de control sobre las actividades y logros de los Concejos de Vecinos. Este departamento puede iniciar, a través de la denuncia ante los órganos competentes que corresponda, procesos de investigación cuando hayan prácticas dudosas en esos Concejos de Vecinos, además pueden intervenirlos cuando se evidencie que el Concejo de Vecino que se ha creado, no ha tenido la capacidad real de construir un equipo de trabajo con capacidad de activar reuniones periódicas e incluir a los demás sectores de la comunidad.

El departamento de Empoderamiento del Vecino, es la instancia administrativa que viene a ser el enlace directo entre el gobierno local y los ciudadanos, son estos funcionarios públicos los responsables no sólo de recibir periódicamente informe de gestión de los Concejos de Vecinos, sino que además, tienen la misión de diseñar y desarrollar planes permanentes de acompañamiento, de formación y capacitación de los Concejos Vecinales.Por último quiero destacar que el gobierno local genera documentos donde cada Concejo de Vecino tiene claramente definida su zona geográfica y un directorio donde está identificado el concejal que corresponde al circuito electoral.

Carlos Romero Mendoza.
@carome31

No hay comentarios:

Publicar un comentario