miércoles, 1 de junio de 2011

Diputado Guanipa opina sobre el CLPP Maracaibo.

Con fecha 1 de julio de 2011, el diario La Verdad en su versión digital publica un artículo de opinión del diputado Juan Pablo Guanipa sobre el CLPP de Maracaibo en el cual señala:

"El pasado lunes se instaló el Consejo Local de Planificación Pública del Municipio Maracaibo. Es ésta una institución constitucional, presidida por la alcaldesa e integrada por concejales, presidentes de las juntas parroquiales -eliminadas por la Asamblea Nacional- y representantes de las organizaciones vecinales y de los diversos sectores de la sociedad.


El sentido del CLPP es pensar la ciudad hacia el futuro, y revisar y aprobar los planes de inversión de la Alcaldía de Maracaibo, así como darle vida al concepto de presupuesto participativo. No le auguro ningún éxito ni preveo una sana discusión dentro del CLPP. Y no lo veo porque la actitud de los concejales y los consejeros chavistas, por un lado, es controlar el consejo para que sirva de arma de ataque a la gestión de la alcaldesa Trejo de Rosales. Mientras tanto, la actitud natural de la alcaldesa va a ser defenderse de esa intención tratando de controlar esta instancia de planificación. Y hay que decirlo con toda claridad. El CLPP no debe ser instrumento de nadie. El CLPP sólo puede ser un instrumento de la ciudad para darse una mejor planificación, para pensarla adecuadamente hacia el futuro, para discutir con la población los proyectos de inversión y aprobarlos democráticamente, para que las obras vengan de abajo hacia arriba con el conocimiento pleno de la ciudadanía de cómo se invierte su dinero.


El CLPP no puede ser una herramienta para torpedear la gestión de la Alcaldía, pero tampoco puede ser una instancia que apruebe sin revisar las propuestas que vengan de esa instancia gubernamental. No puede ser el centro de ataques desmedidos a una gestión ni el espacio para el aplauso sin pensar. Debe ser un espacio plural de pensamiento, discusión y acción.


En Maracaibo, el CLPP ha llegado a ser hasta un espacio donde se controla a sus consejeros a través de dádivas de la Alcaldía o a través de retenciones de pagos como mecanismo para el logro de unas firmas que justifiquen actas de sesiones que no se han hecho. Esa perversión se vivió en la gestión del exalcalde Di Martino y los presidentes de juntas parroquiales de la época saben que estoy diciendo una verdad.


En conclusión, el CLPP me parece una excelente herramienta para hacer ciudad. Lamentablemente en Maracaibo no ha servido para nada."

Fuente:
http://www.laverdad.com/detnotaopinion.php?CodNotic=60832

No hay comentarios:

Publicar un comentario