lunes, 30 de agosto de 2010

Mueso Memela Trujillo en Los Teques.

Con fecha 29 de agosto de 2010, El Universal  bajo la nota de Andreína Gómez, desarrolla un interesante artículo sobre el Museo Memela Trujillo ubicado en pleno centro tequense, para mantener viva la historia de la capital mirandina.


Una de estas antiguas casonas, conocida como "la casa de las carretas", perfectamente conservada en su estructura original, es la sede de la institución que resguarda el acervo de la sociedad de Los Teques entre finales del siglo XIX y principios del XX. Alejandro Caputto, investigador y experto en arqueología, y Carlota Baptista, artista plástico, son los celadores de la institución, que cumple un objetivo didáctico en el conocimiento del pasado de la localidad y el devenir de más de una centuria en Los Teques.

El museo Memela Trujillo ofrece actividades para integrar estudiantes, docentes y público en la conservación del patrimonio histórico y cultural de la ciudad. Tiene colecciones de objetos cotidianos, piezas arqueológicas, armas que datan de la época colonial y un sinnúmero de mobiliario antiguo. El inmueble es un patrimonio familiar, heredado por Alejandro Caputto, que la restauró y abrió a los vecinos para mantener viva la memoria del pueblo. "Mi tía Luisa Amelia, a quien cariñosamente le decíamos Memela, me traspasó esa casa construida por su padre. Siempre quise convertirla en museo en memoria de las familias que se asentaron en la cuadra eclesiástica de la ciudad, y que nos enseñaron a querer nuestra historia y nuestra sociedad", explicó Alejandro Caputto.

Desde hace un año, encargados del Museo Memela Trujillo realizan jornadas formativas, reuniones culturales y otros servicios para conservar la institución. "El mantenimiento de la casona es costoso. Solo barrer el patio genera un salario de personal de mantenimiento. Está bien conservada por un aporte del IPC, pero no hay presupuesto permanente, por eso los talleres no son gratis y se ofrecen almuerzos, que dejan ingresos", expuso Caputto.

El Museo posee una sala principal decorada con mobiliario de 1900, conserva el frente original, un patio principal de mosaico policromado de estilo árabe-español y dos habitaciones con objetos antiguos, que evocan la apacible vida de hace más de un siglo. Activan planes de difusión y excursiones con turistas nacionales y extranjeros a sitios arqueológicos de San Pedro y Los Teques, para lograr autofinanciamiento.

Fuente:
http://www.eluniversal.com/2010/08/29/ccs_art_la-historia-de-los-t_2017175.shtml?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=newsEUccs

No hay comentarios:

Publicar un comentario