sábado, 27 de abril de 2013

Luego de 27 años aún está vigente la tarea de "repensar al municipio".

En el año 1986, la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado -COPRE- envió un documento sobre propuestas de reformas viables que el país requería para ese momento al entonces Presidente Jaime Lusinchi (1983-1988), en ese documento y particularmente sobre el tema del Municipio se señaló:

“El régimen municipal ha llegado a constituir una suerte de pesadilla en el proceso político venezolano.  A la par que la mayoría de los dirigentes políticos ha expresado la disposición de acometer la realización de los cambios necesarios, la opinión pública se siente confundida ante la falta de capacidad que se ha demostrado para instrumentar las reformas convenidas.  Frente a estas de expectativas es de suponer que el logro de las realizaciones concretas en la dirección indicada tendrá importantes efectos sobre la credibilidad de que se debe gozar el sistema político[1]”.

Para ese 1986 los problemas que atentaban contra el municipio era el excesivo centralismo que ejercía una creciente injerencia en los diversos aspectos de la vida local, generándose confusión en materia de su competencia y limitando claramente la autonomía municipal.  Además, la ineficiencia y el clientelismo se habían unido en las gestiones locales causando entonces un importante nivel de desinterés de los ciudadanos sobre los asuntos locales.

Las propuestas que la COPRE planteó en el año 1986 eran: -la creación de un sistema efectivo de transferencia de competencia y de recursos a nivel local; -la separación de poderes a nivel municipal; -la elección del Alcalde; -la incorporación de un sistema de méritos que permitiera una administración sana y eficiente; -la modernización del sistema tributario municipal; -el fortalecimiento del municipio como espacio para la participación ciudadana y preservación del ambiente; -la renovación del mandato a mitad del período Presidencial y por último, -un régimen de revocación del mandato a los concejales.

En 1998 la COPRE presenta su balance de gestión por el período 1994 y 1998, en el mismo cuando se aborda el tema municipal, planteó la necesidad de revisar la Ley Orgánica del Régimen Municipal de 1989, pero no para modificar uno u otro artículo, como entonces se estaba sugiriendo por algunos sectores, sino que por el contrario, planteó una reforma que resultara de la necesaria tarea de “repensar el municipio”.

La tarea de "repensar al municipio" significaba superar el modelo que se implantó en 1978 bajo el cual el municipio era “una entidad territorial aislada de su contorno, que en el mejor de los casos realizan tales o cuales tareas, prestan tales o cuales servicios, recaban tales o cuales impuestos o generan tales o cuales ingresos”; para la COPRE el municipio debía asumirse como un factor dinamizador “del desarrollo político, social y económico de la comunidad, adecuándolos, integrándolos y coordinándolos coherente y definitivamente al proceso de descentralización en el que se ignoró la existencia de los municipios.[2]

Tanto en el escrito de 1986, como en el documento publicado en el año 1998, las propuestas realizadas por la COPRE tenían como finalidad impulsar, promover y desarrollar un Municipio que realmente expresara o concretara su rol como unidad política primaria y autónoma más cercana al ciudadano.  

Han pasado más de 25 años y no cabe duda que sigue vigente la tarea de “repensar al municipio” para hacerlo más protagonista del desarrollo integral de la nación, desde lo local y como actor de la descentralización.

La Constitución de 1999 introduce importantes cambios orientados a resaltar el rol del Municipio en la estructura del Estado Venezolano, desde el punto de vista político empieza a hablarse de Poder Público Municipal; al describir la organización política-territorial del Estado marca una importante diferencia entre los estados, dependencias federales, distrito capital, con los municipios, pues lo distingue como la expresión política territorial como se organiza el territorio nacional; además de ello introduce al Consejo Local de Planificación Pública como instancia para el debate y el diálogo gobierno-ciudadanos en relación a la planificación del desarrollo local.

Es en el año 2005 se reforma la Ley Orgánica del Régimen Municipal de 1989 y se aprueba una Ley Orgánica del Poder Público Municipal que adecua el diseño municipal a la Constitución de 1999.  Se pensó que esas reformas impulsarían el desarrollo del municipio, pero la realidad ha demostrado otra cosa. 

El centralismo y el clientelismo traducido en un diseño de Estado Comunal, ha venido “expropiando” al municipio como la unidad política primaria y autónoma.   

La indiferencia ciudadana por los asuntos locales, identificada ya en el año 1986, y el vacío que dejó el no haber profundizado de la descentralización, más allá de las reformas estrictamente electorales, facilitó el camino para que el diseño de transformación del Estado desde lo local se impulsara bajo los lineamientos que el entonces Presidente Chávez impuso vía el plan conocido como “Un Salto Adelante” del año 2004.

Desde 1986 y hasta el 2013, han pasado 27 años exactamente, hoy está más vigente que nunca la tarea de “repensar al municipio”, pero a diferencia de 1986 y de 1998, la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, nos presenta un diseño de municipio con muchos elementos favorables para esta tarea pendiente.  

La imposibilidad de cumplir la constitución con la convocatoria de elecciones locales, ha sido una clara expresión del desinterés en el municipio y el gran reto de los partidos políticos, dirigentes, candidatos y ciudadanos en general, es precisamente plantearle al país un municipio que recupere su rol protagónico en el desarrollo integral de la Nación y que permita recuperar el diseño constitucional del Estado que se propuso por voluntad popular en la Constitución de 1999.

Carlos Romero Mendoza.
@carome31



[1] Comisión Presidencial para la Reforma del Estado.  Propuesta para reformas políticas inmediatas.  En: Reformas para el Cambio Político.  Volumen 3 Caracas 1993.  1986.  Pp 35-47.
[2] Comisión Presidencial para la Reforma del Estado.  Contribuciones a la descenralización.  En:  COPRE 1994-1998 Balance y Legado.  Caracas 1999.  P. 109.

martes, 9 de abril de 2013

Alcaldía Libertador impulsa desde 2009 Gobiernos Parroquiales para reforzar Poder Popular.

Con fecha 03 de diciembre de 2009, Ciudad Caracas, bajo la firma de Rafael García, informa una de las estratégias de la alcaldía del municipio libertador para impulsar el poder popular, en esta oportunidad se le llama Gobiernos Parroquiales, impulsados desde la propia Alcaldía.  La nota dice:

A partir de enero de 2010 comenzará a regir una nueva estructura de los gobiernos parroquiales de la Alcaldía de Caracas que tendrá como propósito agilizar la toma de decisiones entre las bases comunales y el gobierno municipal.


Mediante un decreto emitido por la alcaldía el 19 de noviembre, se creó la Dirección de Promoción y Desarrollo del Poder Comunal, que es el resultado de la fusión de las direcciones de gobiernos parroquiales con la de participación comunitaria.

Eduardo Piñate, coordinador de los enlaces parroquiales, explicó que la idea es garantizar la fortaleza del poder comunal en Caracas.
Con el objetivo de informar los cambios ayer se realizó en las instalaciones del Salón Andrés Eloy Blanco del Palacio Muncipal un encuentro con los enlaces parroquiales para debatir la nueva estructura.
La Dirección de Promoción y Desarrollo del Poder Popular estará conformada por las siguientes dependencias: Coordinación para el Desarrollo de Gestión, Sala Situacional, Unidad del Gobierno Parroquial y Comunas, (integrada por la oficina de gobiernos parroquiales y la oficina de comunas); la Unidad de formación y comunicación popular, que tendrá bajo su adscripción a los centros municipales de apoyo al poder popular.
Destacó Piñate que con la nueva estructura se busca “promover desde los gobiernos parroquiales y los centros municipales de apoyo al poder popular, la formación popular y la organización como elemento para la construcción de la Caracas Socialista”.
Asistieron los enlaces parroquiales de la Alcaldía de Caracas, Dinorath Alvarado, Hugo Salas, Rafael Fernández, Orlando Acevedo, Bernarda Herrera, Héctor Arévalo, Alexander Valiente, Fanelly Meza, Nayarith Domínguez, Roger Campos, Lídice Navas, Feredrico Romero, Saida Liendo, Wilfredo Jiménez, Rigel Sergent, Luis Estéves, Sheila Silva, Otto Hernández, Jesús Capote, Mario Gañango, Yenny García, y Robert Correa.

Rafael García/Ciudad CCS


Foto F. Campos/Ciudad CCS




Fuente Original:
http://www.ciudadccs.info/?p=14991




Gobiernos parroquiales en Caracas.

El 5 de diciembre de 2008 el Alcalde Jorge Rodríguez anunciaba el impulso de la figura Gobiernos Parroquiales.  La nota de prensa publicada en el portal web del PSUV de Aristóbulo Istúriz decía:


Dentro de los nuevos planes de gobierno municipal que ejecutará el nuevo alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, se encuentra la descentralización de la institución mediante la creación de 31 gobiernos parroquiales, que tienen como propósito acercar el ente al pueblo para así atender sus principales problemas.




Así lo manifestó Rodríguez durante una reunión con diversos colectivos parroquiales del municipio Libertador, donde el alcalde hizo hincapié en que los gobiernos parroquiales tendrán participación activa con las fuerzas populares:



consejos comunales, comités de tierra urbana y salud, mesas técnicas de agua y militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).



“Con esas fuerzas construiremos al mismo tiempo la gestión y los comandos políticos para lograr la aprobación de la enmienda constitucional para que el líder fundamental de esta revolución pueda ser reelecto”, comentó el mandatario regional.



En la reunión, donde estuvieron presentes los colectivos El Chaman, Los Frailes, Wuaraira Repano, M-13, CTR Sergio Rodríguez, Integración, Tiuna El Fuerte, entre otros, le hicieron entrega a Rodríguez de un documento donde fijaron posición con respecto al nuevo alcalde mayor, Antonio Ledezma, y al resto de las alcaldías y la gobernación del estado Miranda.



Con respecto a la agresión que están recibiendo estas fuerzas populares por parte de la oposición, Rodríguez señaló que desde la Alcaldía de Caracas se defenderá la revolución venezolana con toda la fuerza moral, del crecimiento y la ternura del pueblo de Caracas.



‘Vamos a enfrentar cualquier intento de agresión en contra de los logros que este proceso ha tenido”, dijo.

http://aristobulo.psuv.org.ve/2008/12/05/canpana/alcaldia-de-caracas-sera-descentralizada-en-31-gobiernos-parroquiales/

Los Gobiernos Parroquiales según Carlos Mogollón.

Ciudad Caracas con fecha 19 de febrero de 2013, recoge una entrevista a Carlos Mogollón, director de gobiernos parroquiales de la Alcaldía del Municipio Libertador de Caracas, en ellas

19/02/13.- “Los gobiernos parroquiales no son vistos como una instancia local, para resolver los problemas comunes, sino que son una instancia de poder para el pueblo, para la transformación de la realidad concreta y la construcción del socialismo”.

Así describe Carlos Mogollón, director de los gobiernos parroquiales a esta instancia que nació en el año 2008, como parte de la campaña del alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, y que contó para entonces con la participación de más de 10 mil personas, quienes construyeron el Plan Caracas Socialista en las 22 parroquias del municipio Libertador.
Este espacio que se abrió para la planificación, el debate, la discusión y la articulación entre el Poder Popular con la estructura de la Alcaldía de Caracas, ya rinde sus frutos en la transformación de la ciudad y tiene un objetivo claro.

“Es un espacio para el desmontaje del estado burgués. Ya los gobiernos parroquiales con la madurez alcanzada y el impulso que le ha dado el alcalde Rodríguez, se plantean instancias de discusión parlamentaria a nivel comunal. Es decir desarrollar el Poder Comunal con una visión municipal, (…) para que el día de mañana tengamos de la mano del Gobierno Revolucionario y del Poder Popular la Caracas como ciudad Comunal y que esas estructuras de dominación que han fungido en los últimos siglos sean solo recuerdos”, sostuvo el vocero.

YA SON 31 GOBIERNOS PARROQUIALES

Hoy ya se cuentan 31 gobiernos parroquiales y 165 gabinetes.

Mogollón explicó que un ejemplo de la participación está detrás de cada obra de infraestructura de recuperación del espacio público como es el caso del bulevar César Rengifo o el Parque El Calvario Ezequiel Zamora. “El nombre del bulevar César Rengifo se decidió en asamblea de todos los consejos comunales de la zona”, detalló.

—¿Esta es una muestra de transferencia de poder al pueblo?


—Desde ahí se va impulsando la transferencia de poder al pueblo, y se ha venido construyendo el Plan de Inversión Municipal (antes Presupuesto Participativo), donde ya los consejos comunales no compiten por obras, sino donde se encuentran y hacen un plan de la parroquia, y en base a ese plan van avanzando. Una experiencia es el Plan Catia, el de Macarao y algunos otros. Es importante resaltar que 75% de los consejos comunales de Caracas, que se conforman en unos mil 583, hacen vida activa en gabinetes parroquiales y a ellos se suman buena parte de las comunas.

GESTIÓN EN UN SOLO GOBIERNO

Mogollón expresó que una de las principales preocupaciones que tenía el pueblo de Caracas en 2008, era la descoordinación que existía en las instituciones del Estado para la resolución de problemas

—La gente nos decía que no había un solo gobierno. El alcalde Jorge Rodríguez y la jefa de Gobierno del Distrito Capital, Jacqueline Faria, y otras instancias del Ejecutivo nacional, han hecho un esfuerzo para generar los espacios de encuentro a nivel gubernamental y se distribuyen y complementan las tareas y no compiten entre sí”.

—¿Cómo se han unificado los esfuerzos a favor del pueblo?

—Es con el debate y la discusión y los espacios para el encuentro que han impulsado los gobiernos parroquiales, porque nos encontramos las mesas técnicas de agua, los comités de tierras urbanas, los consejos comunales, organizaciones sociales, movimientos culturales y todos hicimos la campaña del alcalde Rodríguez y desde allí construimos el Plan para la Caracas Socialista. En conjunto nos veíamos en el plan. Gracias a la articulación con el Poder Popular vamos avanzando a estructuras más profundas de la construcción socialista como el parlamento comunal (es la instancia legislativa de las comunas). Es impulsar todos esos espacios para que las leyes se hagan con el Poder Popular, e ir superando las estructuras del estado burgués y que se impulsen las nuevas estructuras del Estado Socialista, es decir la nueva geometría del poder que demanda el comandante Hugo Chávez.


—¿También hay una recuperación de la identidad municipal?

—Claro. La Alcaldía de Caracas puede hoy, después de cuatro años de gestión, decir que es una de las alcaldías del país con mayor participación del Poder Popular, y eso está comprobado en todos los indicadores. Se convierte nuevamente en el ejemplo que Caracas dio, es un ejemplo de participación (…) porque no hay nada que se haga en esta Alcaldía que no vaya de la mano del Poder Popular.
_____________


La clave

> Detrás de cada obra de infraestructura o social de la Alcaldía de Caracas, hay un gabinete y una mesa de trabajo

> En esta instancia participan 5 mil personas semanalmente y en el último año han participado más de 150 mil



> En el caso del Teatro Catia, el Poder Popular se impuso con un trabajo político ante las pretensiones de algunos y “pelearon su espacio”

> Los gabinetes de cultura están íntimamente ligados al Festival de Teatro de Caracas que se desarrolla hasta el 10 de marzo en los teatros y espacios públicos recuperados por la Revolución Bolivariana

> “Muchos de los participantes son soldados anónimos, lo héroes que no se ven, pero que están allí discutiendo y haciendo de Caracas su ciudad, no porque viven en ella, sino porque participan en su construcción”, dijo Carlos Mogollón

_____________


Por la convivencia



Los gabinetes de convivencia también se suman a la iniciativa del alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, como parte del Plan de Convivencia Ciudadana, para vivir mejor y tiene como epicentro bajar los niveles de violencia en la ciudad. Eso se logra, explica Carlos Mogollón, no solo con la represión policial “sino con la óptica de Alcaldía. Es decir, en los sectores donde se registran los mayores índices de violencia de la ciudad nosotros entramos de la mano de la comunidad con diversos operativos, con cultura, recuperación de espacios públicos, desarrollamos la policía comunitaria, dictamos cursos contra la violencia doméstica y la prevención de embarazos tempranos. Es la prevención y la elevación de la conciencia colectiva y los resultados son favorables, donde se ha impactado ha bajado la violencia”.


La foto de Luis Bobadilla de Ciudad Caracas, refleja la organización por gabinetes en el Municipio:




YNDIRA VISNÚ LÓPEZ/ CIUDAD CCS

FOTO LUIS BOBADILLA

Fuente:
http://www.ciudadccs.info/wp-content/uploads/Gabinetes.png

lunes, 1 de abril de 2013

El Municipio y la actividad turística local.


La Constitución Nacional en su artículo 178 señala que el Municipio tiene entre sus competencias los asuntos propios de la vida local en lo que se refiere al Turismo Local, pero existe a nivel del Decreto con rango, valor y  fuerza de Ley Orgánica del Turismo un vacío normativo sobre el denominado turismo local.

El diseño normativo deja muy claro que la planificación de la actividad turística desde lo local, está sometida a la planificación centralizada, por lo tanto, ello impone que Alcaldes y Concejales en su labor de gestión local, al querer desarrollar sus propios planes de desarrollo turístico deban enmarcarlos dentro de los parámetros, pautas, políticas y estrategias definidas por el órgano rector en materia turística, que a su vez debe inspirarse en el Plan Estratégico Nacional de Turismo.

El propio Decreto que dicta la Ley Orgánica del Turismo, exige que ese Plan Estratégico Nacional de Turismo sea consultado para su aprobación y que allí se armonicen los intereses de los estados, municipios y de las comunidades organizadas, por lo tanto ese mandato sólo pareciera ser posible mediante el diálogo, el debate y la consulta vía los órganos del denominado Sistema Nacional de Planificación, en el que se ubica a nivel local el Consejo Local de Planificación, instancia que constitucionalmente integra a los gobiernos locales con los ciudadanos en el debate sobre el desarrollo local.

¿Cómo se desarrolla ese debate, esas negociaciones necesarias y esos acuerdos básicos para lograr armonizar los intereses locales, estadales, comunitarios y nacionales?, la respuesta a esta inquietud demanda por parte de los actores involucrados: respeto por las diferencias, el reconocimiento de cada instancia política territorial y de las comunidades organizadas, así como también exige de todos, confiar en los espacios institucionales de planificación del desarrollo.

El Municipio en el desarrollo del turismo local necesariamente debe vincularse con los otros actores del denominado Sistema Turístico Nacional, para lograr cumplir con una serie de atribuciones, distintas a la labor de planificar el desarrollo del turismo local.  Esos otros actores son: el poder ejecutivo en los distintos niveles políticos territoriales; los prestadores de servicios turísticos y otras formas de asociación para la promoción y desarrollo turístico; los turísticas y visitantes; las instituciones educativas en el área turísticas y por último,  las comunidades organizadas en instancias del poder popular y demás formas de participación.

Esas otras atribuciones distintas a la labor de planificación del desarrollo del turismo local, son:

Información turística:    Una de las principales actividades que tiene el Municipio es en el levantamiento, divulgación y actualización de la información sobre su realidad local, sobre su entorno, sobre sus capacidades y fortalezas en materia turística.   En tal sentido, el Decreto que dicta la Ley Orgánica del Turismo de 2012 le impone la tarea de elaborar, compilar y mantener actualizada las estadísticas de la oferta y demanda turística local; así como también la elaboración, actualización, publicación y difusión del inventario del patrimonio turístico de los prestadores de servicio y catálogo turístico municipal.

Además de enviar al Ministerio toda la información sobre el turismo local, es de competencia municipal mantener actualizado y en buen estado todo el sistema de señalización local de los sitios de interés turístico, histórico, cultural o natural.

Permisos:        Todo proyecto de inversión turística debe contar con la aprobación del Ministerio con competencia turística, y precisamente en este sentido el Municipio  a la hora de otorgar los permisos referentes a la construcción, remodelación no ampliación de establecimientos turísticos, deben solicitarle a los promotores del proyecto de inversión turística la aprobación de la factibilidad socio-técnica por parte del ministerio.

Financiamiento:   En teoría los Municipios pueden promover la creación de fondos municipales de financiamiento de proyectos turísticos, su creación sin duda exige de la sanción de una ordenanza a tal fin, pero atendiendo a que cualquier proyecto turístico que se impulse o se desarrolle debe atender a la planificación centralizada y a la coordinación con los órganos públicos, privados así como también con las comunidades organizadas.

Seguridad:      Los Municipios tienen la obligación de garantizar la seguridad personal y de los bienes de los turistas o visitantes, en coordinación con los órganos de seguridad ciudadana.  En este sentido hay que analizar las normas que regulan el Sistema Nacional de Policía para evaluar cómo operará esa coordinación del Municipio en este sentido.

En la práctica Municipios como El Hatillo[1] en el estado Miranda o Puerto Cabello[2] en Carabobo, asumen las actividades turísticas locales a través de Institutos Autónomos Municipales.  En el caso del Municipio Baruta y Sucre del estado Miranda, por el contrario no tienen una unidad dedicada al Turismo, más si tienen en el Concejo Municipal un concejal responsable de esta materia.  El Municipio Guanta, presentó una propuesta de Plan Estratégico de Turismo Municipal para el período 2010-2012[3], resultaría interesante evaluar estas formas de asumir el turismo local para lograr de allí construir consensos sobre su alcance e importancia.

Carlos Romero Mendoza.