lunes, 16 de mayo de 2011

EL PSUV enfila su estrategia hacia los ámbitos municipales y parroquiales.

El sábado 15 de mayo de 2011, VTV transmitía la presentación de las estructuras partidistas municipales y parroquiales del PSUV en las instalaciones de una casa de estudios universitario: UNEFA[1]. Al respecto hace unas semanas atrás, se podía leer unas declaraciones de Cilia Flores en la que argumentaba que los equipos parroquiales y municipales del PSUV trabajarían en dos líneas: en primer lugar, fortalecer el partido para garantizar el proyecto socialista del Comandante Chávez y en segundo lugar, trabajar para la reelección del Presidente Hugo Chávez en el 2012[2].

Hace unos días atrás se informaba en algunos medios oficiales la realización de Encuentros de Activistas Municipales a través del Ministerio del Poder Popular para las Comunas y el INCES, uno realizado en Monagas[3] con Consejos Comunales y otro en Anzoátegui[4] con participantes de la Escuela para el Fortalecimiento del Poder Popular.

La nota de prensa publicada por el Ministerio de las Comunas[5] sobre uno de esos Encuentros de Activistas Municipales da cuenta que por Activista Municipal debemos entender que es todo ciudadano que con carácter social y perfil revolucionario asume un papel de vanguardia en las luchas por la construcción de una sociedad donde reine la justicia social, la igualdad, la solidaridad y el amor. El concepto que es divulgado por el Presidente de Fundacomunal en Monagas, destaca que este activista puede calificarse como el político, el maestro, el agitador, revolucionario, líder socialista y combatiente que dirige sus esfuerzos a la comunidad.

Cuando uno se encuentra con estas noticias inmediatamente viene a la mente las 5 líneas estratégicas del PSUV[6], que en teoría fueron debatidas a lo largo del país con sus militantes y desde entonces, no cabe duda, la campaña presidencial hacia el 2012 arrancaba silenciosamente.

Oportuno es recordar que las 5 líneas estratégicas del PSUV señalan que los militantes deben construir un partido que sin olvidar su tarea como maquinaria electoral, se ponga al servicio de las luchas del pueblo en la transformación de las sociedad, y para tal fin promueve la creación Bases de Patrullas y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir, buscando de esta manera crear Redes de Luchas Populares en el seno del Poder Popular, que sirvan a una política propagandística que debe ser “audaz”, y masiva, que además incluya la formación política-ideológica, sin perder el anclaje de lo local, y buscando llegar a los jóvenes menores de 29 años del país.

En el sentido de poner el PSUV al servicio de las luchas del pueblo, las 5 líneas estratégicas establecen que la tarea esencial de los militantes es reconocer, organizar y viabilizar las amplias demandas sociales acumuladas en la sociedad para conseguir soluciones sostenibles en el marco de la construcción del socialismo, para lo cual se debe desde el partido impulsar el control popular en la gestión gubernamental en todos sus niveles.

En todo ese planteamiento las 5 líneas estratégicas incorpora la tesis del Pueblo Legislador que con los diputados del PSUV en la Asamblea Nacional y la militancia a través de esas Redes de Luchas Populares promueva el contacto con la sociedad y así lograr desmontar progresivamente el andamiaje de la dominación burguesa en el país.

Es clara que la estrategia del PSUV busca reforzar las instancias locales, por ello usa términos como “anclaje local” y de esa forma, aspira el partido del gobierno, crear la estructura o maquinaria que requiere para avanzar más adelante en la constitución de las Comunas y todo lo que trae consigo ese modelo de organización.

Frente a esta estrategia que se impulsa desde el Gobierno y cuya orientación en una parte va dirigida a la información, formación y creación de una estructura de organización desde las parroquias y municipios; la reforma a las Juntas Parroquiales, del CLPP, el tema de la elección municipal, de los recursos financieros de la ciudad, entre otros muy importantes y que son de estricto interés local, han quedado sólo para el TSJ a través de los recursos que se han intentado, pero no han servido para crear un espacio de encuentro necesario en el ámbito municipal y menos en el parroquial, entre dirigentes, partidos, vecinos y organizaciones diversas que hacen vida en la comunidad, para debatir, informar, formar y buscar acciones coordinadas que impulsen el respeto a la institucionalidad municipal, que es parte de nuestro ADN como sociedad y por nuestros derechos constitucionales.

Mientras el PSUV enfila sus fuerzas al municipio y a la parroquia para ocupar esos espacios políticamente, ¿qué hacemos los vecinos que no compartimos el diseño comunal que se plantea? y ¿qué podemos hacer sin que haya la debida comunicación y el encuentro con quienes son actores locales de la actividad política de la comunidad?, ¿qué estrategias no electorales diseñan esos partidos para el rescate del municipio y de las parroquias, en cada comunidad y desde la mesa de la unidad?. Muchas preguntas, muchas inquietudes, pero que por la pasión electoral quedarán para una agenda posterior.

Carlos Romero Mendoza

________________________________________
[1] http://www.ciudadccs.info/?p=171250
[2] http://www.psuv.org.ve/temas/noticias/mil-150-equipos-parroquiales-y-335-municipales-conformara-el-psuv-para-la-batalla-politica-en-todo-el-pais/
[3] http://www.mpcomunas.gob.ve/noticias_detalle.php?id=6330
[4] http://www.diarioantorcha.com/noticias/detalles/detalles.asp?id=75872
[5] http://www.mpcomunas.gob.ve/noticias_detalle.php?id=6330
[6] http://www.psuv.org.ve/temas/biblioteca/lineas-estategicas-de-accion-politica/

No hay comentarios:

Publicar un comentario